Lo que da valor a nuestro destino es el camino emprendido

Lo que da valor a nuestro destino es el camino emprendido

Cartas de amor: Que maravilloso es escribir cartas de amor, que maravilloso es escribir

Cartas de amor: Que maravilloso es escribir cartas de amor, que maravilloso es escribir

Será defecto profesional, será pasión, será hobbie o será la mejor expresión que, a mi parecer, existe pero es que acaso ¿existe una mejor manera de plasmar emociones, sensaciones, sentimientos o vivencias que la de escribir? Y si esa escritura es en un papel manuscrito, aún más ya que el tiempo que empleas en plasmar aquello que te inquieta en un papel es sinónimo de sacrificio, pasión y entrega de algo muy nuestro hacia esa persona a la que se dirige ese papel.

Y muchos pensarán que eso de escribir en papel manuscrito es de otra época, del siglo pasado, que donde esté un mensaje de WhatsApp ¿para qué perder el tiempo en escribir una carta? Yo, que soy una romántica enamorada de aquello que es manuscrito por el significado y valor sentimental que tiene, pienso todo lo contrario y ojalá escribiéramos más a mano y menos a ordenador porque quien regala una carta manuscrita a alguien le está regalando algo más que palabras: le está regalando parte de sí mismo, su tiempo que desea emplear en darle algo de sí mismo a esa persona especial.

Creo que ese es el mensaje que transmite la obra teatral, Cartas de amor de A. R. Gurney, versionada y dirigida por David Serrano e interpretada magistralmente por los actores Julia Gutiérrez Caba y Miguel Rellán que se representa de martes a domingo en el Teatro Maravillas de Madrid.

En esta preciosa y emotiva obra, Andrew Makepeace Ladd III, interpretado por Miguel Rellán y Melissa Gardner, interpretada por Julia Gutiérrez Caba viven una duradera, truculenta y preciosa historia de amor que sus protagonistas nos cuentan a través de las misivas que se intercambian durante sus más de 60 años de relación: amor, odio, celos, pasión, alegría y tristeza son algunas de las emociones y sensaciones que están presentes en la relación de esta pareja como en la de tantas otras y todas ellas presentes en esas cartas manuscritas que se intercambian ambos durante toda su vida.

No voy a entrar en más detalle porque no quiero fastidiar a ningún lector que desee ver la obra pero si debo recomendar encarecidamente verla sobre todo por la actuación de sus protagonistas que no se limitan a leer cartas sino a trasmitir al público las sensaciones que pudiera sentir cada uno al leerlas hasta el punto de que crees sentir tú mismo esos celos porque la persona a la que quieres comparte su vida con otra que no eres tú, esa soledad por sentir que no encajas en el mundo en el que te ha tocado vivir o esa pasión descontrolada por aquella persona que quieres con todas tus fuerzas, sin motivos y sin razones.

La sensación que te deja una vez terminada es qué maravilloso es escribir cartas de amor pero es que, qué maravilloso es escribir.

 

 



Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *